EL OBSCENO PAJARO DE LA NOCHE PDF

The novel explores the cyclical nature of life and death and the connection between childhood and old age through shared fears and fantasies and a mutual lack of bodily control. Donoso invokes the Imbunche myth to symbolize the process of reduction of the physical and intellectual self, turning the living being into a thing or object incapable of interacting with the outside world, and depriving it of its individuality and even of its name. This can either be self-inflicted or forced upon by others. In its physical manifestation, it is a grotesquely disfigured being that has been sutured, tied, bound and wrapped from birth.

Author:Mautilar Kazrazilkree
Country:Guinea
Language:English (Spanish)
Genre:Sex
Published (Last):11 September 2018
Pages:488
PDF File Size:11.51 Mb
ePub File Size:6.6 Mb
ISBN:233-6-39474-257-7
Downloads:33713
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Saramar



Les filiations. Es, segun. Y el reconocimiento solo puede venir, en ultima instancia, del lugar preciso en donde reside la Ley, es decir del padre. La existencia, privada del arraigamiento paterno, ve sus posibilidades de ser truncadas en la base. Por eso, sin duda, la busqueda del padre tiene tanta importancia en la li-teratura hispanoamericana. Ser alguien. De no ser nadie. De care-.

La imagen paterna que le remite a Humberto es el reflejo de una ima- gen tan borrosa como la suya, cristalizada en la figura del Mudito.

El capitulo 4 es, al respecto, particularmente interesante. Paralelismo, puesto que el Mudito se siente apremiado a satisfacer el deseo de las viejas y Humber- to el de la Peta Ponce. Todo cosido. En este texto aparece claramente que el nino imbunche, todo cosido, corresponde, en el imaginario del Mudito, al deseo del objeto ausente en las viejas.

El embarazo de la Iris es un milagro. Necesitamos rechazar la idea de que un nombre intervino. Se trataba de esconder la desnudez del sacerdote que escandalizaba a las viejas y a las monjas :.

Andaba a medio vestir en su celda, y completamente desnudo [ Las viejas y las monjitas y a no se atrevian a cruzar el patio de los naranjos. De- cidimos que lo mejor era condenar los postigos de su celda. Pero lo- graba romperlos. Y en cuanto sacerdote, su. Aunque quisiera dejar de serlo, no puedo. En la escena del nino de la Iris, el Mudito se priva del objeto. Del hijo tiene la posibilidad de ir a donde no podia el padre, al lecho nauseabundo de la Peta. El anonadamiento de si. Aqui tenemos la causa de la mudez de nuestro personaje.

Hay que castigarlo. Que nunca mas pueda usar. El Mudito se queda pues cautivo de la ambivalencia del incesto a la vez atractivo y repelente. La repelente aparece de manera lancinante bajo los rasgos de la Peta Ponce y la monstruosidad, corolario imprescindible, como precio de la culpa. Triunfo vano sin embargo y cargado de culpabilidad. La huida y en- cerramiento en la Casa indican en efecto el peso de la Ley. Apenas imaginado, el recuerdo de las palabras de su padre hace que el plan sea culpable e irrealizable :.

No, no, Humberto, hay que respetar el orden [ Ni siquiera tocarlos. Como las viejas, Humberto constituye su propio envoltorio, sin nada dentro.

Tal es el rigor de la Ley. Ya que el hijo ha deseado ocupar el puesto del padre, debe ser privado de la causa del delito, es decir del deseo. La normalidad es el espacio del padre. El deseo le esta reservado. Por ello, sin duda, quiere Boy que el doctor Azula le arranque la imagen del padre para regresar al lugar que este le habia asignado, al limbo1 :.

Usted se ha comprometido a extir- parme esos horrendos cinco dias en que lo aprendi todo. Ya hemos visto que la actividad obturadora del Mudito en la Casa obedece al mismo deseo de arrancar la imagen del padre. Pero con ello se hunde en la monstruosidad porque no es el fruto de otro deseo, sino sim- plemente el reflejo de la ausencia de rostro humano propiamente dicho. La conciencia no puede. Esta es la conclusion que, al final de la novela, saca el Mudito de sus peregrinaciones por el laberinto de las identificaciones frustradas en pos del padre.

La monstruosidad del hijo de la Iris prolonga pues la de Boy. Tengo que nacer. Una manana amaneci en la cama de la Iris, casi sofocado por el calor de su cuerpo [ Porque si el Mudito se imagina que es hijo de la Iris, es para satisfacer su deseo de ser hijo de. Hay que hacerlo desaparecer para que me deje tranquila [ Tenemos que anular el mundo de afiiera. Desconocia el sen- timiento de culpabilidad. Pero este regreso es imposible. No tiene escapatoria. Hemos visto que el horizonte del Nombre-del-Padre aparece en la novela indicado por la insistencia obsesiva del padre carnal de Humberto sobre la necesidad de ser alguien, de tener un rostro.

Pero D. Es un elemento que significa meramente al padre. El papel de la Peta Ponce es ambivalente. La casa es el lugar donde se expia la culpa. Y el mayor accidente en esta cadena es precisamente la forclusion del Nombre-del-Padre en el lugar del Otro.

Es esta una. Liste des illustrations Diagramme - schema - courbe De care- cer de rostro. Se trataba de esconder la desnudez del sacerdote que escandalizaba a las viejas y a las monjas : Andaba a medio vestir en su celda, y completamente desnudo [ Apenas imaginado, el recuerdo de las palabras de su padre hace que el plan sea culpable e irrealizable : No, no, Humberto, hay que respetar el orden [ Por ello, sin duda, quiere Boy que el doctor Azula le arranque la imagen del padre para regresar al lugar que este le habia asignado, al limbo1 : — Quiero consultarle una cosa.

Notes 1.

IN GODS WE TRUST ATRAN PDF

ISBN 13: 9788401428531

.

MACROGLOSSUS MINIMUS PDF

El Obsceno Pajaro De La Noche

.

GROUNDSWELL CHARLENE LI PDF

.

BSP350 PDF

.

Related Articles